Concebidos tradicionalmente como graneros, cuadras y almacenes de aperos de labranza acogen hoy la cocina, los comedores y salones de banquetes.
Una de las antiguas palleiras ha sido acondicionada especialmente para reuniones de empresa, convenciones, etc…
La esmerada cocina, basada en productos de elaboración artesanal propios de la zona, acompañada de una selecta bodega de vinos de la tierra, combina a la perfección los sabores más tradicionales con algunas incursiones en la nueva cocina gallega.
Mención especial merecen nuestros platos típicos de temporada, destacando nuestro Cocido de Aldea y la Cocina de Caza.